Gente/Opinión

ALGO NO CUADRA EN LAS PRIMARIAS DEL PSOE ANDALUZ

Desde la candidatura de Juan Espadas, se lanza un mensaje a todos los medios de comunicación en el que se insiste que su candidatura barrerá en las primarias del 13 de junio. A la candidatura que encabeza Susana Díaz, no se le asigna más de un tercio de los votos de los militantes y a la liderada por Luis Ángel Hierro, otro político sevillano, no se le augura un recorrido muy largo al no llegar al mínimo de avales exigidos para poder participar en el proceso, un 2% del censo de participantes, o lo que es lo mismo 963 avales.

Pero paralelamente no dejan de llegar denuncias de presiones y amenazas, por parte la candidatura oficial, avalada por Madrid, a los militantes, responsables políticos e institucionales, que se suman al despliegue de Juan Espadas en sus actos, en especial el celebrado en Granada capital el pasado domingo, en el que se utilizó la misma plataforma de streaming que utiliza la dirección federal en cada uno de sus actos.

La empresa en cuestión es Overon, radicada en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Una empresa nacional potente en el sector audiovisual.

En ese mitin los asistentes, pudieron ver que se utilizaron las llamadas “cabezas calientes”, un tipo de cámara dirigida por control remoto que ofrece imágenes áreas próximas al suelo, y que fuentes del sector consultadas por esta redacción cuantifican en unos 6.000 euros en concepto de alquiler para la realización de un acto.

Las similitudes de los actos de Espadas, con los que realiza Pedro Sánchez en sus mítines, no sólo están en la utilización de este tipo de cámara, sino que se utilizó a la Dj que anima a los asistentes antes de que salga a intervenir el Secretario General de los socialistas españoles. Demasiadas casualidades para pasar desapercibidas para cualquier ojo analítico.

Del favoritismo de Madrid por la candidatura de Espadas, a estas alturas del proceso, no hay ninguna duda. Cada cargo institucional, dependiente del gobierno central, que es preguntado señala que su candidato preferido es el alcalde de Sevilla. La última que se adhirió a esta opinión fue la Directora General de la Guardia Civil, la malagueña, María Gámez, que señaló sobre el candidato oficial, “que es una persona muy preparada, muy fresca y también muy capaz de integrar”. Se le olvidó un solo matiz a María Gámez, que Juan Espadas lleva más tiempo en cargos institucionales del partido que Susana Díaz.

Todas estas declaraciones, están generando malestar entre las bases socialistas, que ven y aprecian, la poca imparcialidad de Ferraz en el proceso de primarias.

La pregunta en cuestión es, ¿por qué es necesario tal despliegue de medios, pronunciamientos y presiones si la mayoría de Espadas está asegurada? La respuesta es simple, porque no es verdad.

Ya lo escribimos en su momento desde Crónica Sur, que los dedazos, las decisiones en mesas de camillas no son avaladas finalmente por los votantes, muy reticentes a las imposiciones, tal como ocurrió en las primarias celebradas en 2017.

Esto último, unido a como señalábamos antes, las presiones que están recibiendo muchos alcaldes, trabajadores o militantes, es percibido como una debilidad de la candidatura de Juan Espadas que no está consiguiendo despertar el entusiasmo entre los votantes en las primarias andaluzas.

Ante tal debilidad se recurre a la presión, para garantizar la victoria del candidato oficial del aparato federal.

En definitiva, imponer una realidad que no es tal. El viejo truco político de “no seas tonto, que vamos a ganar, así que súmate antes que sea tarde”.

Desde luego es una táctica, que ha dado sus frutos, solo hay que ver los cambios drásticos, en cuestión de horas, de algunos dirigentes del PSOE de A, que en menos de 24 horas pasan de defender y apoyar lo contrario que habían defendido en el pasado. Ejemplos hay mucho, pero quizás los más significativos, por su transcendencia, son los de Dani Pérez, el portavoz socialista en el ayuntamiento de Málaga, la de la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez de Alcalá de Guadaíra y Vicepresidenta de la Diputación de Sevilla, o la de Irene García, que lo mismo hace unas declaraciones apoyando a Susana Díaz con ésta delante, que aparece en la presentación de Juan Espadas en Granada.

Movimientos que aprecian los militantes con absoluta perplejidad y que responden no unos criterios políticos o ideológicos sino ventajistas, sumándose a los que ellos creen que será la opción ganadora.

La realidad es que muchos dirigentes están pensando que quizás esa salida tan rápida en apoyo del candidato oficialista fue precipitada. En estos momentos dudan si tomaron la mejor de las decisiónes. Consciente, del movimiento creciente que se está generando entre las bases socialistas contrarias a la imposición desde Madrid y favorables a la autonomía de los socialistas andaluces.

A esas críticas se están sumando militantes que en 2017 lucharon con fuerza por la elección de Pedro Sánchez como líder de los socialistas en España. Militantes que ven que aquellas promesas de empoderar a las bases no se corresponden con la realidad, cayendo en los mismos vicios del pasado, recurriendo a la imposición o porque no decirlo al “dedazo”.

Militantes, que ven con asombro que los acompañantes de Juan Espada en su periplo por tierras andaluzas, eran apoyos recientes de la actual Secretaria General de los socialistas andaluces, personas muy críticas en su momento con la figura de Pedro Sánchez.

Todo un coctel muy explosivo para afirmar que el próximo 13 de junio Espadas barrerá en las primarias para elegir al futuro candidato de los socialistas a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Para deleite de los amantes de la política, y utilizando un símil futbolístico “hay partido”, y ese partido está en la mano de los 46.000 militantes socialistas que tendrán derecho a voto en las primarias socialistas.

Desde Crónica Sur les tendremos informados.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios