Actualidad

El Gobierno de Moreno Bonilla ocultó el contagio comunitario de Málaga durante tres semanas

La Consejería de Salud conocía desde el 24 de agosto que la tasa de contagios en la Costa del Sol era el cuádruple de lo permitido.

La Junta de Andalucía conocía desde finales de agosto que el coronavirus se había expandido en Málaga sin ningún tipo de control, esperando 15 días para comunicarlo. El gobierno que venía  a cambiar la vida de los andaluces ha conseguido que muchos de ellos se hayan contagiado debido a las mentiras y secretos que guarda. Fue el propio consejero de Presidencia, Elías Bendodo, quien afirmó tras un Consejo de Gobierno de la Junta que los datos de contagio en la provincia malagueña habían aumentado debido a una transmisión comunitaria.

En este caso los componentes de la Junta han quedado más que en evidencia debido a la salida a la luz de un informe enviado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) el pasado 24 de agosto. En él se informaba a las residencias de ancianos de la Costa del Sol que habían aumentado el número de contagios, pidiendo que se redujeran de forma drástica las visitas a las residencias y evitando cualquier contacto familiar. Pero parece que por muy detallado que quedara en dicho informe, a la Junta no le parecía lo suficientemente grave que la situación epidemiológica fuera “considerada de transmisión activa, con la incidencia acumulada de 163, 49 casos PCR” por cada 100.000 habitantes en dicha última quincena. Las matemáticas han acabado por no ser el fuerte de este gobierno cuya Consejería de Salud y Familias estableció el límite en 30 casos por cada 100.000 habitantes.

Puestos a destacar la habilidad que tiene el grupo liderado por Moreno Bonilla para tapar las mentiras tejidas entre todos, ningún responsable advirtió sobre la situación. Incluso algunos de ellos como Jesús Aguirre, el encargado de las consejerías de Salud y Familias o el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, evitaron cualquier tipo de referencia a lo que el SAS había advertido.

Si bien parece que a los responsables de la Junta el tiempo se les pasa volando o más bien tienen muchos más quehaceres que el de advertir a la población y tomar medidas. Desde el 24 de agosto no vuelven a hablar de “transmisión comunitaria en Málaga” hasta el 8 de septiembre. Toda una quincena donde los políticos del gobierno andaluz han decidido tapar una situación de lo más peligrosa para la población.

Tal es el punto de la despreocupación que había por las consecuencias que traería el virus para los malagueños que entre el 21 y el 30 de agosto se permitió la celebración del conocido Festival de Cine de Málaga. Todo un conjunto de actores y directores a nivel nacional se encontraban en una provincia donde no hacía más que crecer de forma descontrolada el número de contagios.

Se trata de una acción de lo más irresponsable a la vez que interesada. Tras la celebración de un evento de estas dimensiones, la Consejería de Salud ha recomendado ahora que los ayuntamientos limiten “a lo estrictamente necesario” los eventos masivos. Parece ser que el hecho de que se celebrara el Festival de Cine de Málaga era mucho más importante que poner en conocimiento a los ciudadanos de la provincia la gravedad del asunto.

Pero qué debemos esperar de un consejero de Presidencia que decide tomarse la ley por su mano dejando a un lado la mascarilla mientras va a clase de pilates en coche oficial. Acompañado por la ausencia del señor Moreno Bonilla tras uno de los veranos más complicados de los últimos años para la comunidad andaluza.

El secretismo y las gestiones opacas parecen haber saltado de los procesos de selección de personal a los comunicados sobre el estado del contagio del coronavirus en las provincias andaluzas. A partir de ahora no solo habrá que preguntarse si lo comunicado por la Junta de Andalucía es verdad o no, sino también qué de todo nos estará siendo ocultado y por cuánto tiempo.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios