Actualidad

El PP-A mantendrá a Saldaña pese a su escándalo por alcoholemia para que no desvele el papel de Moreno Bonilla en la Gürtel

El líder de los populares jerezanos, y hombre fuerte del partido en la provincia gaditana, es de la máxima confianza de Moreno Bonilla, con el que compartió grupo parlamentario andaluz, y conoce a la perfección la implicación del ahora presidente andaluz en la trama de la Gürtel

El PP andaluz vive un momento complicado. Al creciente malestar social que existe entre la población andaluza por la desastrosa gestión de Moreno Bonilla de la crisis del coronavirus en la comunidad, que pese a tener un bajo índice de contagio encabeza las negativas estadísticas de sanitarios afectados y lotes de material médico defectuoso, se une la situación de uno de los colaboradores más cercanos, y con más información sensible, del presidente andaluz: Antonio Saldaña.

El jerezano, líder de la oposición en la ciudad gaditana y hasta su reciente dimisión portavoz del grupo popular en la Diputación de Cádiz no tiene la mínima intención de dimitir de sus responsabilidades en el PP de Jerez, pretendiendo seguir liderando el grupo municipal e incluso presentarse, de nuevo pese al ya más que conocido asunto en el que se ha visto implicado, al conducir triplicando la tasa de alcoholemia permitida y empotrar su coche en otros vehículos estacionados, incluso pretendiendo huir sin hacerse cargo de la responsabilidad de los daños ocasionados. Un auténtico escándalo por el que ha salido en libertad con cargos y con una imagen pública totalmente destrozada.

La situación es que el PP andaluz y Moreno Bonilla no tienen capacidad para hacerle dimitir de sus cargos en el Partido Popular de Jerez, ya que aunque podrían desautorizarlo públicamente e incluso expulsarlo de la formación, Saldaña se ha guardado un as bajo la manga: su conocimiento de la implicación de Moreno Bonilla en la trama Gürtel.

El hoy presidente andaluz ha conseguido, hasta el momento, pasar de puntillas por la trama de corrupción más importante que ha vivido nuestro país, en la que la Justicia condenó a todo un partido político, el PP. Pese a que Moreno Bonilla era uno de los perceptores de los sobresueldos que otorgaba Bárcenas, en concreto uno de los diez que más dinero ilegal cobró, no se ha visto por el momento salpicado de forma grave. La realidad es que uno de los testigos de la trama, el conocido como ‘El Albondiguilla’, Arturo González, exalcalde de Boadilla, señaló a Moreno Bonilla como uno de los principales implicados, pero este hecho sería muchísimo mayor si Saldaña contara lo que sabe. El jerezano es amplio conocedor de la rama andaluza de la Gürtel, en la época en la que compartía cuartel con la ex alcaldesa jerezana María José García Pelayo, investigada por un delito de prevaricación continuada por supuestas irregularidades en las adjudicaciones a empresas de la de trama Gürtel de eventos de FITUR 2004. Saldaña, en esa época número dos de García Pelayo en el Ayuntamiento de Jerez, y muy cercano de Moreno Bonilla, conocía de primera mano los tejemanejes del líder popular andaluz y la exalcaldesa, a quien hizo senadora mientras que a Saldaña envío al Parlamento de Andalucía por una legislatura antes de presentarse como candidato a la alcaldía jerezana el pasado año.

La situación es delicada. Un paso en falso de Moreno Bonilla por el que Saldaña se pueda ver agraviado, y el jerezano abrirá el pico, con consecuencias que pueden ser muy graves para el presidente andaluz. Su socio de gobierno, Ciudadanos, ya ha expresado por activa y por pasiva que si se diera una posible situación judicial con Moreno Bonilla, romperían de forma inmediata el pacto haciendo decaer el Gobierno de Andalucía. Por ese motivo, Saldaña seguirá siendo la cabeza visible del PP en Jerez, pese a su escándalo, porque tiene en el bolsillo la mejor baza para presionar a todo el PP andaluz.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios