Actualidad

La barra libre de viviendas irregulares que propone la Junta legalizará el chalé pirata de Juan Marín

La Junta de Andalucía gobernada por Partido Popular y Ciudadanos, con el apoyo de los ultraconservadores de Vox, anunció hace escasas fechas la puesta en marcha de una medida para regularizar más de 300.000 viviendas ilegales a lo largo y ancho de toda la comunidad. Una actuación que el gobierno andaluz lleva con sigilo para no levantar demasiada controversia, al tratarse de edificaciones construidas sin obtenerse los permisos pertinentes mientras que la del resto de habitantes de la autonomía tuvieron que pasar por el proceso, con sus impuestos y tasas, para obtenerlo. Un agravio comparativo que las derechas ahora provocan al darle carta de naturaleza a estos inmuebles, intentando que pase desapercibido para no levantar críticas y sobre todo, para que no se descubran intereses ocultos de una medida ultraliberal.

Inmueble ilegal de Juan Marín en Chipiona

Entre estos posibles intereses, hay uno que salta a primera vista, y es el del ‘pelotazo inmobiliario’. Ha sido una constante en todo gobierno del PP, en este caso junto a Ciudadanos, comprobada en ayuntamientos y comunidades, que cuando alcanzan el poder se legisla en favor del beneficio económico para el lobby del ladrillo. Esta primera lectura es difícil de aislar de la medida que legalizará 327.583 edificaciones irregulares de Andalucía. Pero hay más. Entre estas, se encuentra una que figura como la joya de la corona de los inmuebles piratas del sur: el chalé ilegal que Juan Marín, vicepresidente de la Junta y líder de Ciudadanos en Andalucía, tiene en Chipiona. Un presunto delito urbanístico de calado que descubrió el medio de comunicación OKDiario, y que nunca fue aclarado por el vicepresidente de la Junta que tanto alardea de buscar la transparencia y regeneración. Se trata de una edificación que Marín construyó en suelo agrario no urbanizable, incluso con piscina, y que tienen por nombre ‘Los Cuñaos’, al ser compartido con Manuel Buzón, uno de los pesos pesados del partido en Andalucía, integrante del gabinete de Marín, miembro del ‘clan de la manzanilla’ y a la sazón, cuñado del vicepresidente andaluz.

Esta barra libre de viviendas irregulares beneficiará en primer término al vicepresidente andaluz, escondidizo a la hora de dar información y explicaciones sobre la situación irregular de su chalé de Chipiona. De hecho, Marín se acogió a un decreto para intentar regularizar su inmueble, aunque no era ese el motivo de un decreto que además le impedía nuevas construcciones en la parcela o ampliarlo. Es además sorprendente que el chalet ilegal de Juan Marín ni siquiera conste en el registro de la propiedad de Chipiona, un hecho contradictorio con haberse acogido al decreto antes descrito.

Surgen muchas dudas con esta nueva medida del gobierno de derechas, especialmente dirigida a promover el pelotazo inmobiliario. La primera pregunta que los andaluces se hacen es si se ha forzado esta legalización masiva para beneficiar a Juan Marín, y si el ahora vicepresidente autonómico parece tener carta blanca para hacer y deshacer con impunidad los delitos urbanísticos vinculados a su chalé.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios