Actualidad

La presidencia de Juanma Moreno, amenazada por su implicación en las irregularidades del Imserso

El hoy presidente de la Junta de Andalucía nombró presidente de la entidad a César Antón, investigado por Anticorrupción.

Parece ser que las técnicas de procesos totalmente opacos y cuestionables le vienen de lejos al Partido Popular andaluz. Su decisión de elegir los puestos de vigilantes de playa e interinos de forma totalmente inadecuada son un mero juego al lado del despilfarro que ha sufrido el Inmserso gracias al director elegido por Moreno Bonilla.

El actual presidente de la Junta, entonces secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, designó a César Antón como presidente de la entidad en 2012, el cual se encuentra investigado en a la actualidad por corrupción y malversación de fondos. Empresas incapacitadas para concursas que acaban siendo subcontratadas para realizar el trabajo, un sobrecoste de 1,7 millones debido a contratos ilícitos, relación con empresas que ganan concursos, personal sin contrato trabajando y con acceso a información sensible de gran cantidad de personas son algunas de las joyas que ha encontrado la Fiscalía Anticorrupción.

El último informe del Tribunal de Cuentas sobre la situación de la dependencia en España dedica casi 70 páginas a describir la “absoluta falta de control” e irregularidades ocurridas en la contratación de los servicios de informática del Imserso. Siendo investigados desde 2018 el periodo que abarca desde 2012 hasta 2018. Tratándose de unas cifras en cuanto a la pérdida de dinero más que elevada y a decisiones totalmente ilegales.

Destacando que estas acciones llevadas a cabo no solo supusieron un gasto más que importante de dinero público, también crearon una gestión pésima en el sistema de dependencia. Son muchos los ancianos que habrán tenido que sufrir las consecuencias de elegir como presidente de la entidad a alguien que al parecer tenía intereses de tipo monetario por encima de cualquier otro.

¿Tendrá algo que decir el señor Moreno Bonilla ante los últimos descubrimientos? Si bien es cierto que últimamente no invierte tiempo en declaraciones sobre la situación de la comunidad ante el coronavirus, tampoco nos sorprendería que guardara silencio ante su relación con este caso de corrupción y malversación.

Su mandato en la presidencia de la Junta de Andalucía vuelve a tambalear debido a su implicación en un asunto de tal importancia. En esta ocasión no se trata de una nueva falta de acuerdo con sus compinches del trifachito, sino una relación directa con una serie de acciones ilegales que se encuentran siendo investigadas. El tribunal ya apunta a que el señor Moreno Bonilla podría estar más que relacionado con el asunto, siendo una absoluta vergüenza su continuidad en el mando del gobierno andaluz.

 El tribunal y la Fiscalía se encuentran investigando tanto la base de datos de las prestaciones de dependencia como los contratos de informática firmados durante ese periodo de tiempo. A la hora de hablar de despilfarro debemos de indicar que la base dedatos, Sisaad, comenzó a funcionar en 2007 tras un coste de 37 millones de euros. Siendo tan solo cinco años después cuando comenzó a desarrollarse una nueva aplicación debido a las carencias de la anterior. En el informe presentado se detalla que en ningún momento se rentabilizó la inversión previa. Al igual que tampoco se haría cuando en 2016 se decidió crear un tercer sistema informático.

Ante la investigación, el tribunal considera que existe un “elevado riesgo” de que el reparto de contratos estuviera “previamente acordado” entre empresas. Esto nos recuerda a los recientes procesos de selección de personal en el cual el requisito era mandar el primero el currículum sin tener en cuenta ningún tipo de experiencia o afinidad.

Lo curioso es que algunas de estas empresas implicadas en los numerosos cambios de sistemas han mantenido una “excesiva dependencia” para mantener dicho servicio informático. Al tribunal le ha llamado la atención la necesidad de mantener un nivel de atención tan alto para que continuase funcionado el sistema desarrollado a la perfección.

Actualmente solo cabe preguntarse si este modo de actuar no habrá sido también aplicado dentro del gobierno andaluz. Ya conocemos algunas de las hazañas de los integrantes de la Junta, especialistas en el despilfarro de fondos públicos y la creación de todo tipo de puestos irregulares.

Las justificaciones y el tirar balones fuera se le queda lejos al presidente de la Junta ante una situación de tal gravedad. Su mandato se encuentra gravemente amenazado por una irregularidad de gran importancia, siendo un indicio más que importante del tipo de gobierno que venido a realizar el cambio.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios