Actualidad

Los postulados de Vox abren una guerra en la Consejería de Igualdad

Uno de los departamentos más sensibles e importantes de la Junta de Andalucía está en llamas por la división interna. Moreno Bonilla recela que el incendio se propague a otras consejerías

¿Existe brecha salarial entre hombres y mujeres en Andalucía? ¿Es el feminismo un movimiento radical que va contra los hombres? ¿Cómo hay que llamarlo: violencia de género o intrafamiliar? Estos conceptos, a priori superados en la sociedad andaluza, están en tela de juicio tras la entrada de la ultraderecha en las instituciones, y en concreto, por la presión que su brazo político, Vox, ejerce sobre el Gobierno andaluz que apoyan. El partido de Abascal y Serrano ha puesto su foco en la Consejería de Igualdad donde encuentra un caldo de cultivo preciso para propagar sus ideas ultraconservadoras que niegan la existencia de la violencia de género, en su extremo más cruel. Una lacra que sin embargo está muy presente en nuestra sociedad y se cobra decenas de víctimas al año.

Esta presión que Vox ejerce sobre la Junta, especialmente en el ramo de Igualdad, ha provocado una fuerte división en el seno de la consejería, gestionada por Ciudadanos. La Consejera Rocío Ruiz, más allá de demostrar que no llega a conocer con exactitud la gestión de un ámbito tan importante, no ha sido capaz de levantar un dique que frene las ansias ultraderechistas de Vox. Tanto es así que hace tan solo unas semanas, después que el partido radical afirmara que no existía la brecha salarial entre hombres y mujeres que fuera la propia consejera quién afirmara que se necesitaban “evidencias científicas” para demostrarlo. Esto parece haber sido la gota que ha colmado el paso de la vertiente que pide alejarse de la ultraderecha. Del mismo modo que está pasando en el seno del partido, Ciudadanos, en la consejería también hay voces que llaman a la mesura y a romper con estos pensamientos de otro siglo. Tras las polémicas afirmaciones de la consejera se han sucedido las dimisiones: viceconsejero y jefe de gabinete que se suman a la de la directora del Instituto Andaluz de la Mujer. La situación de este organismo también es paradigmática, porque más allá que se hayan aducido motivos personales en la dimisión de la directora del IAM, el trasfondo es la presión de Vox. En este caso, la fuerza de extrema derecha mantiene su idea de derribarlo para convertirlo en una agencia contra la violencia “intrafamiliar”, un concepto que solivianta a las muchas víctimas de violencia machista e indigna a la población. Sin embargo, tanto a PP como a Ciudadanos no parecen molestarle la radicalidad y crueldad de la ultraderecha.

En total han sido cinco las dimisiones en esta Consejería de las casi 20 que se han producido en toda la Junta de Andalucía desde el cambio de Gobierno, una auténtica descomposición. Tras esta primera criba de críticos con el funcionamiento de la consejera Ruiz, el núcleo duro cercano a los postulados de Vox tendrá más fácil la destrucción de décadas de avance en Igualdad. La inestabilidad y crisis continua de este Gobierno andaluz débil se entiende desde el punto que tienen que conceder peticiones de Vox, aunque en este caso, vayan en contra de las mujeres andaluzas.  La pregunta es: ¿quedará alguien en la consejería de Igualdad o será del todo invadida por la ultraderecha de Vox y sus ideas misóginas?

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios