Actualidad

Moreno Bonilla riega con millones de euros a medios de comunicación de la derecha mientras su gestión del coronavirus hace aguas

Destina 8,2 millones de euros de dinero público para que medios de comunicación afines publiquen noticias manipuladas con halagos a su gobierno

La gestión de Moreno Bonilla al frente de Andalucía está dejando mucho que desear. En todos sus frentes, desde los servicios públicos, con un auténtico colapso sanitario y huelgas generales de ámbito educativo hasta la economía, con más parados de la cifra que encontró cuando llegó, pasando por la fiscalidad, con subidas de impuestos para las clases medias y bajada para las grandes fortunas como en el ámbito de la igualdad, sometido a los dictados de la ultraderecha que lo ha puesto en el poder. Incluso, está siendo investigado por la Justicia tras el enchufazo de su hermana en un puesto directivo de un centro público pese a no ser la candidata con más valoración en la oferta de empleo. Un desastre de gestión pese a llevar solo un año de gobierno con ahora se revela aún más deficiente en plena crisis por el coronavirus.

Una situación complicada por la pandemia en la que el gobierno andaluz que lidera, con el apoyo de Ciudadanos y la extrema derecha, no ha parado de anunciar que “se adelanta al Gobierno central” y de sacar pecho por su gestión de la crisis del coronavirus antes que demostrar diligencia, lealtad y seguridad en sus decisiones. Nada más lejos de la realidad, puesto que estos anuncios no son más que propaganda y autobombo lanzados desde sede institucional para intentar amortiguar el golpe que se desprende de los asuntos que en esta pandemia son de su competencia. El más grave de ellos es el de la gestión sanitaria. Por ejemplo, desde el punto de beneficiar a la sanidad privada no atendiendo la posibilidad del Estado de alarma de centralizar bajo el mando autonómico todos los hospitales privados, casi 70 en toda la localidad. Con ello, el consiguiente enfado mayúsculo que tienen los profesionales sanitarios andaluces, que se sienten maltratados por Moreno Bonilla y su gobierno. Cuando más están trabajando, cuando más se valora su función por los ciudadanos y más importante se revela la Sanidad pública, Moreno Bonilla ha reducido en un 15% el complemento salarial que les pertenece. Un dato unido al hecho de que son los sanitarios andaluces los más contagiados de toda España, casi el doble que la media nacional. Sindicatos de profesionales sanitarios achacan esta cifra al caos organizativo del Servicio Andaluz de Salud, lleno de “amigos” del consejero Jesús Aguirre, como él mismo llegó a reconocer.

Pero hay más. Otro de los puntos de descontrol de la Junta de Andalucía de Moreno Bonilla está en las residencias de mayores, en las que según el decreto del Gobierno central, corresponde la gestión de las residencias públicas y privadas de Andalucía a la Junta durante esta crisis de coronavirus. Pues los contagios y los fallecimientos se han disparado en residencias, pese a clamor de trabajadores y familiares por lo que podía ocurrir. Un auténtico descontrol que está costando vidas y que Moreno Bonilla tendrá que explicar el motivo por el que, de nuevo, ha vuelto a fallar estrepitosamente.

Todo lo anterior no es más que la punta de lanza de un gobierno andaluz que se desmorona. Que tiene en contra a los profesionales sanitarios, a las familias y trabajadores de residencias de mayores y en general, a una opinión pública que ve cómo el presidente de Andalucía no está preparado para el gobierno de una autonomía de más de ocho millones de personas. Su gobierno hace aguas y la forma que ha tenido de remediarlo es inyectando 8,2 millones de euros en medios de comunicación de la derecha para que estos elaboren noticias engañosas sobre una supuesta buena gestión de Moreno Bonilla en esta crisis, siendo la realidad, como se comprueba a diario, una gestión desastrosa. ¿Por qué necesita Moreno Bonilla que sus medios afines alaben su gestión? Directamente porque es incapaz de hacerlo bien donde tiene que hacerlo, que es gestionando los recursos de Andalucía y dirigiendo con soltura y eficiencia el comportamiento ante la pandemia. ABC, Vocento, El Mundo, cadena Cope o OKDiario son algunos ejemplos de medios vinculados al Partido Popular, con líneas editoriales claramente de derechas que están recibiendo este regalito en forma de cuantiosas sumas por publicar noticias de autobombo y propaganda favorable a Moreno Bonilla. El asunto es grave y ya ha sido descubierto y no hay que descartar que pueda acarrear consideraciones judiciales severas para el presidente de la Junta de Andalucía dado que se vulneran leyes de derecho a la información y que inciden directamente en prácticas de manipulación y engaño a la población, además de ser un método de coacción para medios de comunicación y favorecer con sumas económicas muy altas, más de ocho millones de euros, a medios del espectro ideológico de la derecha. Solo hay que esperar que Moreno Bonilla y su gobierno despiertan de la incapacidad que demuestran y que en lugar de regar con dinero público a medios de la derecha para aunar voluntades sean capaces de ordenar la gestión para derrotar a la pandemia.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios