Actualidad

Rivera silenció con 150.000 euros un caso de acoso

Albert Rivera, autodenominado como adalid de la corrupción y la regeneración política, tapó con hasta 150.000 euros un presunto caso de acoso laboral ocurrido en el seno de su formación, Ciudadanos. Los hechos se remontan a 2015, cuando Rivera peleaba por conseguir un buen resultado en las elecciones generales, y la denuncia se produjo en 2016, cuando el líder naranja aspiraba a mejorar sus resultados en la repetición electoral de junio. La denunciante fue la entonces jefa de prensa personal directamente asociada a la figura de Rivera, Inmaculada Lucas. Lejos de afrontar el proceso judicial y con intención de silenciar un caso que podría haber tambaleado el perfil del entonces candidato, el partido y Rivera apostaron por alcanzar un acuerdo extrajudicial gracias a esa cuantiosa suma. Así fue cómo se tapó un asunto que podría haber acabado en escándalo.

De este modo, apenas se conocen detalles de este escabroso pasaje que figura en el currículo orgánico de Albert Rivera. Inmaculada Lucas alcanzó rango de mano derecha del entonces pujante líder naranja, pero su relación empeoró a raíz de problemas en el embarazo de Lucas, gestante de riesgo, con gemelos y a la que el médico dio la baja. En ese momento, Ciudadanos contrató a otra persona, bloqueando el acceso a su puesto a Lucas una vez reincorporada a la actividad laboral. La que fuera jefa de prensa de Rivera dejó el partido, no sin antes demandar por acoso laboral a Ciudadanos y contra tres de sus miembros más importantes: el propio Albert Rivera, el vicesecretario general José Manuel Villegas y el secretario general Fernando de Páramo. Consideraba entre los tres «elaboraron una estrategia conjunta para defenestrar profesional y laboralmente a la trabajadora con el propósito de que abandonase voluntariamente su puesto de trabajo y renunciase a una reincorporación de sus funciones». A tenor de lo sucedido, así fue. Incluso aún más, ya que Lucas llegó a declara que sufrió «humillación personal». Finalmente, tras el pago de 150.000 euros, retiró la demanda y Rivera se libró de los problemas que podría derivar este caso.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados